Cómo imprimir y cortar con Silhouette Cameo

Seguramente, has oído hablar mucho sobre la técnica para imprimir y cortar con Silhouette Cameo. Y no es para menos, se diría que es la técnica más difundida sobre el uso de este equipo, dados sus maravillosos resultados, y lo práctica que resulta.

Sin embargo, no siempre nos llevamos bien con ella. Y es que a veces se nos presentan problemas con la impresión en las marcas, error de registro, el corte se desfasa… y una larga lista de problemas que en el momento nos parecen un mundo bastante complicado.

La buena noticia, es que la mayoría de estos problemas son de fácil solución. Y resulta muy sencillo, una vez le tomas el truco al procedimiento.

Configuraciones… El quid de la cuestión

La mayoría de los problemas que se presentan en el proceso de imprimir y cortar, se solucionan haciendo una buena configuración, ¿Donde? En los equipos que utilizamos para ejecutar el proceso, es decir: en la Cameo y en la impresora. Generalmente no hay buenos resultados si este par de dispositivos no trabajan bajo las mismas instrucciones.

¿Dónde empezar a configurar?    

Se debe empezar por configurar el documento que vamos a cortar en Silhouette Studio. Para ello:

  • Abriremos un documento Nuevo:

  • Vamos a Paneles – Configuración de páginas:

  • En el panel de configuración, debemos seleccionar el tamaño de página:

En este punto, cabe hacerte una recomendación: Procura seleccionar un tamaño de papel acorde con la bandeja de salida de tu impresora. Si seleccionas, por ejemplo, el tamaño Automático Cameo (30.48 x 30.48), pero tu impresora sólo admite papel hasta el tamaño A4, estarás en problemas al imprimir las marcas. Así que esto es muy importante.

Deberás elegir también la orientación de la página. Si vas a imprimir en forma horizontal o vertical.

Las marcas de Registro

Otro de los pasos que no debe fallar. Por definición, estas marcas son la “ruta” que sigue el lector óptico de la Cameo para saber donde ir a cortar. Si queremos que esta lectura sea correcta, deben aparecer todas las marcas en la impresión.

Para configurarlas, debemos ubicarnos en el icono ubicado en el mismo panel de configuración de página:

Para este ejemplo, y en general para cuando queremos imprimir y cortar, debemos seleccionar en el programa las marcas Tipo 1, que son las que corresponden a Cameo.

A lo largo del panel, podrás observar que las marcas originales se pueden alterar. Puedes modificar las dimensiones, el grosor, la posición, orientación… y lo mejor es que siempre podrás volver a la configuración de las marcas por defecto. Así que no hay temor en jugar un poco con estas configuraciones.

¿Otra recomendación? Si aún no tienes destreza con la técnica, mejor trabajar de momento con las marcas de fábrica. No hay nada de malo en manipularlas, pero ciertamente una configuración inadecuada dará origen a tener problemas con el corte. Y si estás empezando, no querrás encontrarte en esa situación.

Como verás en la imagen a continuación, las marcas de registro son específicamente tres, dos de ellas ubicadas en las esquinas superiores, y una en la esquina inferior izquierda.

Estas son las imprimibles, sin embargo, también se puede observar un área cuadriculada; podríamos decir que esta es una especie de “área de seguridad”, la que Cameo necesita tener libre para hacer una buena lectura.

¿Qué es el área de seguridad?

Como lo hemos mencionado anteriormente, es un margen que Cameo necesita tener libre para hacer una buena lectura de sus marcas.

El lector óptico de Cameo hace un “barrido” sobre esta zona, y si detecta algo que no sean sus propias marcas, presentará error.  Por lo tanto, no debemos colocar imágenes sobre ellas.

Configuración de Impresión

En este punto, ya entramos en materia con la impresora. Es sumamente importante que la configuremos según los mismos parámetros que hemos usado en Silhouette Studio, esto es, básicamente: tamaño de papel y orientación.

Para ello, debemos indicar que Silhouette Studio dispone de una opción que nos permite configurar nuestra página antes de enviar a imprimir. Esta es la que veremos a continuación:

  • Iremos al menú Archivo… Configurar de página para imprimir… (Si, la traducción esta un poco mal…).

  • En la pantalla que nos aparece, debemos seleccionar el tamaño de papel, y la orientación; en nuestro caso lo vemos así:

Aquí, debemos seleccionar el mismo tamaño y orientación de papel que hemos seleccionado en Silhouette Studio. Frecuentemente, los errores que se presentan al imprimir nuestras marcas (que no aparecen, no están completas… etc.) se dan aquí, justo en este paso.

Puede ocurrir que en Silhouette Studio utilicemos un tamaño de papel personalizado, y ajustemos nuestras marcas a ese tamaño. Pero lo que nunca debe suceder, es que esa configuración sea superior (en alto o ancho) al tamaño máximo de papel que admite nuestra impresora.

Una impresora de escritorio, la que normalmente tendríamos en casa, admite papeles hasta el tamaño A4. Si en Silhouette Studio has seleccionado un tamaño personalizado, asegúrate que ese tamaño no sea superior al A4.

Es por esto que en principio no recomendamos mover las marcas, o experimentar con tamaños de papel personalizados, ya que es muy importante conocer las prestaciones que nos ofrece nuestra impresora o en su defecto, lo que nos ofrece un centro de impresiones especializado.

Preparándonos para imprimir…

Y ya que hemos configurado nuestra página, aceptamos los cambios y vamos a otra parte del menú, la de “Imprimir”. Para ello, vamos al menú Archivo- Imprimir:

Veremos una pantalla de configuración de impresión. Si por algún motivo, hemos obviado el paso anterior, en esta parte podemos corregirlo. Para ello, debemos buscar las Preferencias de nuestra impresora, y seleccionar el tamaño de papel, orientación, y la resolución de nuestra imagen (Se recomienda usar la máxima resolución que admita la impresora, con el fin de aportar una mayor calidad al diseño).

La pantalla que se presenta para realizar esta configuración, dependerá del modelo de cada impresora. En nuestro caso, es una impresora PDF, con lo cual esta interfaz resulta bastante sencilla.

He configurado todo correctamente, y Cameo me presenta un error en las marcas de registro. ¿A qué se debe esto?

Si has configurado todo lo necesario, las marcas se han impreso perfectamente, y aún Cameo no las lee, es posible que debas cerrar la tapa.

¿Por qué? Debemos recordar que el mecanismo que usa Cameo para hacer la lectura de las marcas es óptico, con lo cual, si hay mucha luz en el ambiente, o si el papel que utilizas refleja mucho los brillos, el lector será incapaz de funcionar correctamente.

Puede suceder que, aún siguiendo el paso a paso, Silhouette no reconozca las marcas de registro al primer intento. Si todas las marcas aparecen en su lugar, y todo ha ido bien, te recomendamos insistir hasta que el equipo haga el corte. Desconocemos la razón, pero no siempre la lectura sale correcta en la primera ocasión, así que… paciencia!

Y bien, hasta aquí la base del Print&Cut. Siguiendo una correcta configuración, obtendrás un éxito seguro con esta técnica.

Una vez más, esperamos que esta información sea de mucha utilidad para sacarle provecho a tu Cameo.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba